miércoles, 10 de junio de 2009

DECESO


Y es que solo quiero decir que ya no puedo más, cada día que pasa he intentado olvidar tu mirada, pero mi corazón se niega a razonar.


Estúpidamente intente buscar una nueva fragancia para tu almohada, sin encontrar esa sensación de seguridad que tu efluvio me dejaba, he buscado por las noches en otras miradas el brillo que tus ojos irradiaban cada vez que me mirabas, he buscado unas manos que hacen que el tiempo se detenga con una sola caricia, unos labios que quemen con pasión y calmen el ardor con ternura y amor.


A esta necesidad, le encontré consuelo, pero su efecto no es del todo cierto.


Hoy al recordar que un alma desconocida fue mía, motivada solo por la enorme soledad que en mi interior ocupa tu lugar, sentí que la poca esperanza de volverte a tocar, se había perdido por mi engaño a tu recuerdo.


Pero tampoco puedo negar que por un momento, quise y necesite engañarme y pensar que tocaba la felicidad, pues el sentir sus manos por mi espalda caer, sus labios besar cada recoveco de mi piel, perder la delicadeza en un juego de carisias cada vez que provocaba la sensación de que mi desolación era quemada por sus ganas, creí que me hacia olvidar mi realidad.


Por unas horas él fue mi calma a este calvario que vivo cada día, desde tu partida, pero unas horas no bastan, el día no es día en mi vida si no tengo tu alegría, el sueño se me escapa con el recuerdo de tu cara, la noche no es noche sin tu presencia en mi cama.


Sé que tu regreso es imposible, pero yo no puedo vivir sin un motivo para despertar, por esa razón solo quiero pedirte que me lleves contigo al cielo desde donde se que estas, porque con tu deceso se fue mi felicidad, porque cuando lloro abrazando tu foto, no puedo otra cosa más que extrañar tu aliento y reclamarle al universo lo cruel que ha sido al dejarme en este exilio en el que mi existencia se ha vuelto.



aP.

4 comentarios:

Rosario dijo...

Mi querida amiga que texto mas triste y cuanto amor viertes en el.
No me gusta sentir que prefieres morir, me duele en lo mas profundo de mi corazón.
Alegra tu alma amiga mia que tenemos muchas cosas por las que ser feliz.
Un besito cielo, Rosario

DIAVOLO dijo...

Dios mío... este texto es durísimo, me has sobrecogido completamente. Es un amor tan intenso y una tristeza tan grande... que mis lágrimas han acudido a tu lado.

Besos... y ánimo.

EL MAR dijo...

Conmovedor, estremecedor...
No hay peor lamenta que aquel.

Te envío mis fuerzas, y una esperanza, para que puedas seguir luchando con las espadas de los crueles días...

Un abrazo!

luna45 dijo...

es algo triste
muy conmovedor

mi querida angel azul

pero al final muy bonito

te felicito

besos

ANGEL APASIBLE

UN ANGEL LLORA

little angel